sábado, 15 de enero de 2011

Este pasado domingo 9, hemos bailado de lo lindo en la milonga más grata de Barcelona. «Gratalonga»

Me he sentido muy a gusto en lo de Maxi. Es un ejemplo de anfitrión, con su trato directo y cordial.

La milonga esta bárbara, rodeada de buena gente y el musicalizador Andy, un capo.

Y que decir de Sandra... Estoy muy contento de haberla conocido y haber podido bailar allí con una persona tan agradable como ella y de la que guardo un especial afecto.

Aunque empieza, no dudó en meterse a improvisar un tango y una milonga para la peña.
Yo creo que los pasos de todos quienes bailan inevitablemente mejoran, pero el espíritu valiente de quien confía como lo hizo Sandra y meterse en algo desconocido hace a la diferencia.

Un gran abrazo para Sandra, Maxi y éxitos para su milonga.

Nos volveremos a ver!