martes, 5 de mayo de 2009

Campeonato Mundial de Tango Salón (Mes de agosto en Buenos Aires)

1-La pareja, una vez conformada, no podrá separarse mientras dure la música. Esto significa que no se podrá romper el abrazo, considerado como la posición de danza del tango.
2-Para que la posición sea considerada correcta, el cuerpo del opuesto de la pareja debe estar contenido, todo el tiempo, por el abrazo del otro, entendiéndose que -en determinadas figuras- esto pueda ser elástico, pero no en toda la duración de la danza.
3-Todos los movimientos deberán ser realizados dentro del espacio que permite el abrazo entre los que conforman la pareja.
4-El jurado tomará en cuenta la musicalidad, la elegancia y el estílo al caminar como puntos fundamentales para la clasificación.
5-Dentro de estos parámetros de observación, se podrán realizar todas las figuras que son de uso popular, incluyendose barridas, sacadas al piso, enrosques, etc.
6-Quedan completamente excluidos los ganchos, saltos, trepadas y cualquier otra posibilidad coreográfica propia del tango escenario.
7-Las parejas, como en el salón de baile, deberán trasladarse constantemente en el sentido contrario a las agujas del reloj, no pudiendo permanecer en un mismo punto del espacio coreográfico por más de dos compases musicales.
8-Ninguno de los integrantes de la pareja podrá levantar las piernas más allá de la linea de las rodillas.

lunes, 4 de mayo de 2009

Folklore argentino - Grato encuentro con una leyenda del chamamé: Martín, integrante de «Los Hermanos Barrios»


A finales del 2005 y recién llegado a la ciudad de Corrientes, estaba con mis bolsos todavía encima cuando, recorriendo el centro, entré a una disquería buscando algún álbum nuevo de este grupo. Fue entonces cuando, viendo el número de teléfono de contratación que venía en un CD, me animé a llamar. Recuerdo que me atendió Vanesa, la hija de Martín Barrios. Le pregunté si había posibilidad de poder conocerlo y me dijo que no había problema y que él estaba en su casa ahora. Entonces, muy contento, me subí al colectivo y con los datos que me dio me fui para su casa. Estaba a las afueras de la ciudad. Al llegar, descubrí un barrio modesto. Y allí estaba Don Martín, esperándome. Hacía calor, así que nos fuimos al patio. Allí hablamos de todo: De la actualidad del chamamé, de mi familia, de su grupo y de tantas cosas. Me regaló un CD dedicado y un afiche del grupo para mi Viejo.
Fue en esa tarde linda cuando, entre charla y refresco, me quedó claro para siempre cómo debe ser el espíritu de quien, algún día, quiera  llegar a ser un artista.
Nos despedimos afectuosamente y me fui muy feliz para la ciudad que aún no conocía.
Siempre le estaré agradecido a Don Martín esa deferencia y esa cercanía.
Aquí les envío este tango dedicado a su Tierra y su Gente.
Un abrazo grande